Así es la hora del aperitivo por Europa

Por Raúl Pérez
Hora de Vermut

Hora de Vermut

La primera referencia en la historia que se menciona el aperitivo se remonta, nada más y nada menos, al siglo V a.C. El médico Hipócrates elaboró una bebida alcohólica a base de vino con sabor a ajenjo y otras hierbas que se utilizaba en los casos de falta de apetito, y se decía que «abría el estómago». Como en muchas otras ocasiones a lo largo de la historia, una bebida alcohólica de origen medicinal terminó como bebida social y de divertimento.

Hipócrates nunca pudo imaginarse que, varios siglos después de su «aperitivo», se convertiría en la bebida más típica de las horas previas a la comida. La tradición como tal nació, de hecho, en Italia en el siglo XVIII, de ahí pasó a Francia y acabó en España. Son los tres países europeos con más tradición de aperitivo, sin embargo a lo largo de los años cada cultura ha adoptado una forma de entender el aperitivo. Por eso nos preguntábamos desde hacía tiempo «¿cómo se toma el aperitivo en Europa?», y aprovechando que en Drinks&Co somos una familia multicultural le hemos dado deberes a nuestros editores europeos. Esto es lo que nos han contado…

En España el vermut es sagrado, por Raúl Pérez

La hora del aperitivo es uno de los momentos de ocio favoritos de los españoles. Habitualmente se toma en fines de semana, ya que se dispone de más tiempo libre, y comienza sobre las 13:00. Si se alarga mucho es habitual que, en ocasiones, incluso sustituya a la comida. Tradicionalmente se le llama «la hora del vermut», ya que se asocia justamente a tomar una copa de vermut rojo o blanco, muy característico de España y que tradicionalmente se elabora en el mismo bar que se sirve. Sin embargo, cada cual tiene sus preferencias, y tomar cerveza o vino es igual de normal.

El vermut se acompaña de todo tipo de tapas (platos de comida en raciones pequeñas), y que varía según la geografía. En el sur es más habitual tomar tapas de pescado, en el noroeste son comunes los embutidos, y en otras zonas también se come queso, frutos secos, encurtidos, patatas o ensaladilla rusa acompañando la bebida. Pero, de nuevo, tampoco es determinante y en general se combinan una gran variedad de tapas, más según los gustos del comensal que de la zona. En cualquier caso el vermut es toda una institución, que se ha visto empañada temporalmente en los últimos años por la moda del brunch americano, pero que en los últimos tiempos ha recuperado su trono con la apertura de muchísimos bares dedicados a este momento y esta bebida.

En Portugal es parecido pero bebemos otra cosa, por Sara Rodrigo

A pesar de que en Portugal no es muy común el vermut, ahora se está empezando a beber un poco más. En el territorio existe una bebida llamada Favaíto, que se conoce como aperitivo nacional en Portugal. Se presenta en un formato peculiar, en un botellín de 6 cl., y es equiparable al vermut de España; no en cuanto a sabor y elaboración, sino como concepto, es un vino muy apropiado para el aperitivo. Se elabora con uva moscatel galego y contiene 17% de alcohol, y a pesar de ser un moscatel en realidad no es muy dulce. Es fresco, intenso, con muy buena acidez, y de color ámbar pálido. En Portugal lo mezclan con cerveza, gaseosa, o incluso con tónica, pero también se puede optar por beberlo solo con hielo o añadirle una rodaja de lima.

En Alemania el aperitivo es para ocasiones especiales, por Daniel Tangerner

Aperitivo alemania

En Alemania, la cultura del aperitivo no está tan extendida como en los países del sur. Sólo en ocasiones especiales o festividades suele hacerse un aperitivo para beber antes de la comida. La tradición de una bebida especial de aperitivo no se encuentra en Alemania. A menudo se sirve simplemente una copa de vino Prosecco o una cerveza para abrir el apetito.

Mucho más populares en los grados norteños son los digestivos: desde el Jägermeister hasta el aguardiente de frutas, aquí se encuentra las bebidas que tienen un mayor contenido de alcohol. Cuando los estómagos están bien llenos, se dice que facilitan la digestión. En algunos restaurantes también se sirve una pequeña bebida digestiva junto con la cuenta como gesto amable de la casa.

En el Reino Unido preferimos el brunch, por Chelsea Cummings

En el Reino Unido, la gente no conoce realmente el vermut. Antes de mudarme a España, pensaba que era una bebida para gente mayor o algo que sólo se mezclaba en los martinis. El vermut es probablemente más popular en los últimos años debido a la creciente moda de los negronis, pero no es habitual beberlo solo como en España.

Lamentablemente, el Reino Unido no tiene la cultura europea continental del aperitivo. Esto se debe probablemente a que los británicos suelen cenar entre las 18 y las 20 de la tarde. Así que no hay ninguna oportunidad real de comer y beber antes.

Lo que es más popular que la hora del aperitivo en el Reino Unido es el brunch, especialmente entre los jóvenes. ¡Y mejor aún si hay bebidas ilimitadas! Estos llamados «brunches sin fin» -traducción libre que definen esta especie de happy hour- suelen tener mimosas para todo el mundo, mucha comida y, a veces, incluso música o entretenimiento en directo.

En Italia el aperitivo es nocturno, por Karin Mosca

aperitivo italia

¿Cómo conquistar a un italiano? ¡Invítale a un aperitivo! De hecho, en Italia, el aperitivo es un auténtico ritual que tiene lugar desde las 18 hasta las 21 aproximadamente. En los últimos años, sin embargo, este ritual ha cambiado y no poco: de una simple bebida acompañada de aperitivos que anticipaba la cena, el aperitivo se ha convertido en la cena misma. En muchos bares italianos, sobre todo en el norte de Italia, junto con la bebida se ofrece un auténtico buffet (a un precio fijo) a base de pasta, ensaladas de arroz, sándwiches, embutidos, quesos, pasteles y mucho más. No es casualidad que hablemos de «apericena». En resumen, el comienzo perfecto para una noche con amigos.

Aunque el vermut es un producto de origen italiano, a lo largo de los años esta bebida ha dado paso a otras que la han sustituido en la Hora Feliz. Los protagonistas indiscutibles son los cócteles, entre los que destacan el Negroni, el Americano, el Pirlo, el Mezzoemezzo Nardini y, por supuesto, el Spritz. También hay quien prefiere una copa de vino y, en este caso, el rey indiscutible es el Prosecco. ¿Una alternativa sin alcohol? ¡El legendario Crodino!

Tambien te puede interesar

Deja un comentario