No hay que beber vino durante el embarazo

Por Sara Rodrigo
Embarazo

Seguramente, habrás leído artículos, donde aseguran que beber una copa de vino durante el embarazo no tiene por qué afectar al bebé, ya que antiguamente había expertos que afirmaban que no era peligroso. Sin embargo, está comprobado que cualquier ingesta de alcohol es perjudicial para el feto. Por lo que no se debe hacer caso a debates en los que apoyan el consumo de vino u otros alcoholes durante el periodo del embarazo, debiendo apostar de forma clara por la abstención.

Los estudios dejan bien claro que no existe una cantidad mínima de alcohol que pueda considerarse segura durante el embarazo y tampoco hay ningún momento en el embarazo en el que se pueda beber sin correr riesgos, ya que el alcohol puede afectar en cualquier etapa del embarazo, incluso, puede causar problemas en las primeras semanas del embarazo, antes de que la mujer sepa que está embarazada. De ahí que las recomendaciones de los médicos y organizaciones como la OMS y los Centros para el control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC) sean muy claros si esperas un bebé: ¡ni una gota de alcohol!

¿Cómo afecta al bebé la ingesta de alcohol?

Las mujeres que tienen pensado quedarse embarazadas deben ser conscientes de los efectos serios y negativos del alcohol en el desarrollo del feto. En Estados Unidos, la exposición prenatal al alcohol es la causa más común de los defectos de nacimiento. Es por eso que el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología afirma que las mujeres embarazadas no deben ingerir nada de alcohol.

Lo que las mujeres comen o beben durante el embarazo pasa directamente a través de su torrente sanguíneo a la placenta para, literalmente, ser digerido por el feto. Si una mujer embarazada toma un vaso de vino, una cerveza o un cóctel, el bebé nonato ingiere la misma cantidad de alcohol, con el agravante de que su metabolismo procesa el alcohol más lentamente y, en consecuencia, le afecta más.

El alcohol interfiere con su capacidad para obtener suficiente oxígeno y alimento para el desarrollo normal de las células en el cerebro y otros órganos del cuerpo. El bebé en desarrollo tiene muy poca tolerancia al alcohol, y los nacidos de madres que beben durante el embarazo pueden tener graves problemas.

Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF)

Los problemas derivados del consumo de alcohol durante el embarazo se recogen bajo los Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal y figuran entre las principales causas prevenibles de defectos de nacimiento y discapacidades del desarrollo. Los TEAF pueden causar problemas en la manera como crece, aprende y actúa una persona, también, pueden causar defectos de nacimiento en el corazón, el cerebro y otros órganos importante. Desgraciadamente, estos problemas duran toda la vida.

Según el Centro estadounidense de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), estos trastornos pueden traducirse en las siguientes afecciones:

  • Características faciales anormales como, por ejemplo, surco menos marcado entre la nariz y el labio superior (este pliegue se llama filtro o surco subnasal).
  • Cabeza de tamaño pequeño.
  • Estatura más baja de la estatura promedio.
  • Bajo peso corporal.
  • Mala coordinación.
  • Conducta hiperactiva.
  • Dificultad para prestar atención.
  • Mala memoria.
  • Dificultades en la escuela (especialmente en matemáticas).
  • Discapacidades del aprendizaje.
  • Problemas de succión y dificultades para dormir en los bebés.
  • Retrasos en el habla y el lenguaje.
  • Discapacidad intelectual o coeficiente intelectual bajo.
  • Problemas de audición y de visión.
  • Capacidad de razonamiento y juicio deficientes.
  • Problemas del corazón, los riñones o los huesos.

Síndrome Alcohólico Fetal (SAF)

Cuando un niño presenta alguna de estas alteraciones se habla de TEAF. Si bien en los casos más graves, tal y como indica la Asociación de Pediatría Española, se habla de el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF). Un bebé que nace con el SAF, o con cualquiera de los trastornos incluidos en la lista, requerirá cuidados especiales de por vida, con lo que ello implica para el niño, las familias y, en última instancia, los sistemas de salud públicos.

El Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) es un grupo más específico de síntomas causados por el beber alcohol mientras el embarazo. Un niño es diagnosticado con el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) cuando hay una exposición prenatal al alcohol y tiene:

  • Deformidades faciales.
  • Desarrollo lento y retrasado.
  • Problemas del cerebro y neurológicos.

No beber alcohol durante el embarazo

Considerando que los TEAF y el SAF son enfermedades 100% prevenibles, los expertos se muestran totalmente contrarios a que las mujeres embarazadas beban alcohol durante el periodo de gestación. Hacen un llamamiento para abandonar el consumo de alcohol por completo.

Por tanto, y dado que no se conoce el límite del consumo seguro y que el riesgo de que el consumo de alcohol pueda afectar al futuro bebé, lo mejor es no tomar vino durante el embarazo y seguir las siguientes recomendaciones:

  • Si estás embarazada o tratando de quedarte embarazada debes evita beber cualquier cantidad de alcohol. La única manera de prevenir el síndrome de alcoholismo fetal es no tomar alcohol durante el embarazo.
  • Si no sabías que estabas embarazada y has tomado alcohol, deja de tomarlo tan pronto como sepas de tu embarazo. Cuanto antes dejes de beber alcohol mejor.
  • Elige versiones sin alcohol de las bebidas que te gustan.
  • Y, sobre todo: consulta con médicos y especialistas, tanto si hay dudas como si hay problemas a la hora de dejar de beber durante el embarazo o si se está planeando un embarazo.

Recomendaciones sin alcohol

Para quien presente una gran devoción y pasión por el vino tenemos una buena noticia. Te recordamos que durante el período de embarazo no puedes beber vino, pero, ¡puedes beber vino sin alcohol! A continuación, tienes algunas ideas para poder disfrutar de una copa de vino sin correr riesgos.

 TAGS:Win 0.0 Frizzante Blanco

Win 0.0 Frizzante Blanco

Matarromera elabora Win 0.0 Frizzante Blanco, un vino sin alcohol con DO Sin DO (España) a partir de las variedades verdejo.

 TAGS:Win 0.0 Frizzante Tinto

Win 0.0 Frizzante Tinto

Matarromera nos ofrece este Win 0.0 Frizzante Tinto, un vino sin alcohol elaborado en DO Ribera del Duero con uvas seleccionadas de tempranillo.

 TAGS:Freixenet Alcohol Free Rosado

Freixenet Alcohol Free Rosado

Se trata de un cava fresco, agradable, muy afrutado con algunos matices aromáticos florales.

 TAGS:Win Verdejo

Win Verdejo

Destaca porque, en su elaboración, se separan los aromas y el alcohol del resto de componentes del vino.

 TAGS:Natureo 2018

Natureo 2018

Lo mejor de todo es que se conservan los métodos tradicionales de vinificación pero se añade una etapa final que consiste en la extracción de los alcoholes.

Tambien te puede interesar

Deja un comentario