Bebidas Tiki y el mito de Don the Beachcomber

Por Karin Mosca
Cóctel Tiki

Cóctel Tiki

Hay cócteles que te hacen viajar a tierras lejanas con su sabor. Los cócteles Tiki, por ejemplo, nos hacen soñar con las aguas cristalinas de la Polinesia, las playas de Hawai y el ambiente relajado del Caribe. Pero, ¿cómo surgieron estas bebidas tan vistosas y, podemos decir, no tan sobrias?

¿Cómo surgieron las bebidas Tiki?

Los bares Tiki y las bebidas Tiki nacieron en los años 30 en Estados Unidos gracias a Ernest Raymond Beaumont Gantt. Ernest era un gran amante de los viajes: había visitado Jamaica, Hawai, Tahití y muchos otros países exóticos. En definitiva, algo que no todo el mundo, a principios del siglo XX, podía permitirse.

De vuelta a Estados Unidos, en Hollywood, en 1931, Ernest se dedicó a estudiar la cocina, en particular la cantonesa. Además, gracias a su conocimiento de la cultura tropical, comienza a colaborar con algunas agencias de producción cinematográfica.

Unos años después, en 1933, el año en que terminó la Ley Seca en Estados Unidos, nuestro aventurero abrió su primer bar, Don The Beachcomber. Este bar, sin embargo, se diferencia de todos los demás bares de la época por su caprichosa decoración -una mezcla de los muchos objetos que Ernest coleccionaba durante sus viajes-, que confiere al local una especie de atmósfera tropical. Además, se sirven bebidas nunca vistas, exóticas e imaginativas.

Ernest, que entretanto cambió legalmente su nombre por el de Donn Beach, dio un giro al concepto de mezcla creando originales cócteles a base de ron. ¿Por qué ron? Por varias razones: es el destilado que mejor conoce gracias a sus viajes; intriga a los estadounidenses, que en la década anterior sólo bebían cerveza, ginebra y whisky ilegal; y gracias a sus turbios conocimientos, debido a un pasado como contrabandista, Donn consigue abastecerse a precios de ganga.

Mientras Donn lucha en la Segunda Guerra Mundial, es su ex mujer Sunny Sund quien toma las riendas del bar, convirtiéndolo en una cadena con 16 locales. Tras regresar de Europa, Donn se trasladó a Hawai, donde abrió Waikiki Beach.

Mientras tanto, tras el éxito de su colega, Victor Bergeron abrió otro local que se convertiría en legendario, el Trader Vic’s de Oakland, California. Se dice que el cóctel tiki por excelencia, el Mai Tai, nació aquí en 1944.

Los bares Tiki vivieron su época dorada en EEUU desde los años 30 hasta aproximadamente los 60, para volver a ponerse de moda en los 90. En Europa, sin embargo, nunca ha habido un verdadero Tiki de moda, porque los gustos de los consumidores europeos siempre han sido muy diferentes a los de los estadounidenses. Sin embargo, no faltan locales temáticos que son perfectos para pasar una velada diferente, aunque quizá son un poco horteras. Y por otro lado, hay que reconocer que los cócteles no son nada fáciles de preparar.

El éxito de los bares Tiki

Es fácil entender por qué los bares Tiki tuvieron tanto éxito si te sitúas en el ambiente de principios del siglo XX en Estados Unidos, que había vivido la guerra, la Ley Seca y la Gran Depresión, todo seguido. Los Tiki Bars, de hecho, eran la representación de lo que los veteranos de la Gran Guerra contaban haber visto en la Polinesia y otros países remotos. La decoración, el ambiente y los coloridos cócteles: todo estaba pensado para transportarte, al menos en tu mente, a lugares lejanos, a paraísos naturales donde la gente vivía de forma relajada y tranquila.

En el club de Donn, hombres y mujeres podían distraerse de la vida cotidiana con comidas y bebidas que nunca habían probado, disfrutar de la música, divertirse con artilugios y objetos kitsch como collares de flores, faldas de paja y puros cubanos. ¡Era como ir de vacaciones sin salir de la ciudad! Normal que tuvieran tanto éxito.

Bebidas Tiki

Las bebidas Tiki tienen algunas características comunes. En su preparación se utilizan distintos tipos de ron de varios países, que se mezclan con licores de naranja (como el triple sec, el Grand Marnier o el Cointreau), zumos de frutas tropicales, miel, jarabes y amargos. A menudo también tienen colores extraños, como el azul al utilizar Curaçao Azul; o el verde, dado por el uso de Midori o algún jarabe de menta. Son cócteles que, en general, requieren un cierto grado de preparación (equivocarse en las cantidades de los numerosos ingredientes puede dar resultados desastrosos) e ingredientes de primera calidad.

Obviamente, no falta la decoración exótica: fruta a gogo, paraguas de papel, pajitas de colores y flores. Por tanto, muchos tienen también presentaciones «dramáticas» -por ejemplo, se les prende fuego- o verdaderos rituales de servicio.

Pero lo más peculiar, sin duda, son los vasos. Las Tazas Tiki donde se sirven las Bebidas Tiki. Estas copas, generalmente de cerámica, representan tikis (figuras humanoides originales de las Islas Marquesas como objetos espirituales), estatuas de la Isla de Pascua (Moai), cabezas encogidas, tótems, cocos y calaveras. A veces también se utilizan recipientes de madera o la propia fruta, como piñas o cocos huecos, para servir la bebida.

Dos recetas icónicas de cóctel Tiki

Ahora que sabemos de dónde vienen estos cócteles, ¡es hora de probarlos!

Cóctel Zombie

Inventado en 1934, el Zombie era uno de los cócteles Tiki más populares que se servían en Don The Beachcomber. Se rumorea que estaba prohibido servir dos a la misma persona en la misma noche, ya que era tan fuerte que podía convertirla… ¡en un zombi!

Ingredientes:

  • 4,5 cl de ron puertorriqueño o cubano oro
  • 4,5 cl de ron oscuro de Jamaica
  • 3 cl de ron Demerara El Dorado Overproof
  • 2 cl de zumo de lima fresco
  • 1,5 cl de Falernum
  • 1,5 cl de Don’s mix (1 parte de jarabe de canela, 2 partes de zumo de pomelo blanco)
  • 1 cucharadita de granadina
  • 1 chorrito de amargo de Angostura
  • 6 gotas de Pernod
  • 180 gramos de hielo picado

Preparación:

  1. Vierte todos los ingredientes en una batidora y mézclalos durante unos 5-7 segundos a velocidad baja. Ten cuidado de no machacar demasiado el hielo y convertirlo en granizado.
  2. Servir en un vaso alto.
  3. Decora con una pajita y un poco de menta fresca.

Cóctel Scorpion

Junto con el Mai Tai, el Scorpion es una de las bebidas más famosas de Trader Vic’s. La bebida se sirve mejor en un cuenco, preferiblemente un Scorpion Bowl, y sirve para unas 3-4 personas.

Ingredientes:

  • 18 cl de ron ligero español (preferiblemente ámbar)
  • 3 cl de coñac
  • 3 cl de ginebra (opcional)
  • 12 cl de zumo de limón fresco
  • 18 cl de zumo de naranja fresco
  • 4,5 cl de horchata
  • Hielo

Preparación:

  1. Vierte todos los ingredientes excepto el hielo en una batidora y mézclalos durante unos 5-7 segundos a velocidad baja.
  2. Sirve el cóctel en un bol ancho y con mucho hielo.
  3. Decora con menta, flores, preferiblemente comestibles, y pajitas para beber directamente.

Artículo original I Tiki Drink e il mito del Don the Beachcomber traducido por Raúl Pérez.

Tambien te puede interesar

Deja un comentario