Cócteles con flores para mamá en el Día de la madre

Por Chelsea Cummings
Cóctel primavera

Cóctel primavera

Mayo es el mes de las flores y de las madres. El momento perfecto para lanzarse de lleno a preparar cócteles con flores comestibles para disfrutar con la tuya. Sigue leyendo para descubrir sus beneficios para nuestra salud, saber cuáles se pueden comer, cómo conseguirlas y, por supuesto, algunas recetas para crear vistosos cócteles para la vista y deliciosos para el paladar.

Beneficios de las flores para la salud

Además de ser visualmente atractivas, las flores nos ofrecen una gran variedad de texturas y sabores interesantes con los que jugar. Van desde lo dulce a lo salado, pasando por lo afrutado, mentolado, perfumado… La lista es extensa. Así que la próxima vez que quieras alegrar tu comida o bebida, busca la inspiración en la madre naturaleza. Siempre la encontrarás.

Además de tener un buen aspecto y sabor, las flores comestibles suelen tener un alto contenido en antioxidantes y vitaminas, lo que aporta una gran cantidad de beneficios para la salud. Los dientes de león son especialmente ricos en antioxidantes y pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, mientras que los pensamientos son una flor rica en compuestos vegetales con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Cómo distinguir las flores comestibles

Para que una flor sea comestible tiene que cumplir algunos requisitos. En primer lugar, asegúrate de que no es tóxica. Muchas flores de jardín como los tulipanes, los narcisos y la mayoría de los tipos de lirios, son tóxicos para el ser humano si se ingieren, por lo que es fundamental investigar un poco antes de zampártelas.

Además, trata de averiguar qué parte de la flor puedes comer. Muchas flores, como los pensamientos, pueden comerse enteras, pero algunas, como la madreselva, tienen flores comestibles pero bayas tóxicas. Una rápida búsqueda en Internet te sacará de dudas y podrás saber si una determinada flor es segura para comer.

En segundo lugar, debes tener la seguridad de que las flores que comas no han sido tratadas con nada tóxico. Esto quiere decir que no deben tener productos químicos como insecticidas, fungicidas o herbicidas. Una vez que hayas comprobado que las flores no son tóxicas ni tienen productos químicos, estás preparado para empezar a preparar tus cócteles.

Aunque hay innumerables flores comestibles, algunas de las más comunes son:

  • Violetas
  • Rosas
  • Pensamientos
  • Lavanda
  • Hibisco
  • Caléndula
  • Margaritas inglesas
  • Caléndulas

Lo más probable es que ya estés cultivando flores comestibles en tu jardín sin darte cuenta.

Dónde encontrar flores comestibles

A menudo puedes comprar flores comestibles en algunas secciones gourmet de los supermercados, en el mercado local y en varias tiendas online. Sólo tienes que asegurarte de que están marcadas como «comestibles» antes de comprarlas.

Sin embargo, nuestra opción favorita es cultivar las tuyas propias en tu jardín o balcón. No sólo es barato, sino que siempre pondrá un toque de color a tu casa. La alegría hay que invocarla y tener flores cerca nos pone de buen humor enseguida. Además, no hay nada más satisfactorio que utilizar tus propios productos. Dejarás a todos boquiabiertos.

Cómo tratar las flores comestibles

  • Para obtener los mejores resultados, recoge las flores por la mañana temprano, cuando estén frescas y acaben de abrirse del todo.
  • Inspecciónalas para asegurarte de que no tienen insectos. Nadie quiere que bichos flotando en su cóctel.
  • Las flores son mucho más delicadas que la fruta y la verdura, así que ten mucho cuidado al lavarlas. Límpialas suavemente sumergiéndolas en un cuenco de agua limpia y sécalas a mano antes de usarlas.
  • Si tienes que guardarlas, asegúrate de que estén secas y colócalas boca abajo sobre papel húmedo, luego guárdalas en recipientes cerrados en la nevera. La mayoría pueden aguantar un par de días, pero es mejor utilizarlas cuanto antes.

Nuestra selección de cócteles con flores

Aunque hay todo un mundo de cócteles con flores, te traemos estas tres propuestas:

Gin Fizz de arándanos y lavanda

La lavanda es una hierba aromática y versátil para usar en la cocina, hacer aceites esenciales y preparar cócteles de ensueño. Además tiene un sabor delicioso para las abejas. Pon tu granito de arena para proteger estos polinizadores esenciales cultivando hoy mismo una preciosa lavanda en casa.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jarabe de lavanda
  • 50 ml de ginebra
  • 100 g de arándanos frescos
  • zumo de limón
  • 1/2 cucharada de agua
  • Soda/agua tónica
  • Hielo

*Para hacer tu propio sirope de lavanda, mezcla partes iguales de azúcar y agua más 3 cucharadas de lavanda fresca o seca en una cacerola y llévala a ebullición. Reduce el fuego y cocina a fuego lento durante unos 15 minutos. Retíralo del fuego y déjalo reposar hasta una hora. Escúrrelo por un colador fino en una botella y guárdalo en el frigorífico.

Instrucciones

  1. Cuece a fuego lento los arándanos y el agua en un cazo a fuego medio durante 5 minutos o hasta que se deshagan. Tritura la mezcla o pásala por la batidora y deja que se enfríe.
  2. Vierte el puré de arándanos, el sirope de lavanda, la ginebra y un chorrito de zumo de limón en tu vaso y mezcla bien.
  3. Añade hielo y completa con soda o tónica. Mezcla para remover la mezcla de arándanos en el fondo.
  4. Adorna con una ramita de lavanda.
  5. Voilá, ¡un precioso gin fizz de lavanda!

Si no te gusta la ginebra, cámbiala por ron blanco o vodka. Puedes utilizar tónica en lugar de agua de soda si utilizas ginebra o vodka. Cambia el zumo de limón por el de lima y los arándanos por cualquier otro tipo de baya para mezclarlo.

Cóctel de rosas de cardamomo

Las rosas pueden ser algo más que un precioso ramo de flores. De hecho, pueden utilizarse en una gran variedad de recetas y tienen un alto contenido en vitamina C. ¿Por qué no probarlas en este refrescante cóctel de rosas con cardamomo?

Ingredientes

  • 50 ml de ginebra
  • 10 ml de zumo de limón
  • 20 ml de jarabe de rosas*
  • 25 ml de zumo de pomelo
  • 2 chorritos de amargo de Peychaud
  • agua de soda para completar
  • 1 vaina de cardamomo

*Mezcla partes iguales de agua y azúcar más un puñado de pétalos secos de rosa y llévalos a ebullición. Luego deja que se empapen antes de colar la mezcla en un recipiente hermético. Se conservará hasta dos semanas.

Instrucciones

  1. Coloca la vaina de cardamomo en una coctelera y tritúrala suavemente. Haz la suficiente presión para romper la vaina y algunas de las semillas.
  2. Añade el resto de los ingredientes y agita bien con hielo.
  3. Cuela en un vaso old fashioned con hielo para eliminar la vaina de cardamomo.
  4. Rellena con agua con gas.
  5. Adorna con pétalos de rosa.

Añade una pizca de pimienta negra y un poco de tomillo para aumentar los aromas y el color.

Cóctel de whisky con miel y manzanilla

Este es cóctel perfecto para esos días soleados en los que empieza a invadirnos cierta pereza. Miel, manzanilla y un buen chorro de whisky. Qué más necesitas para avivar un estupendo día primaveral.

Ingredientes

  • 15 ml de jarabe de miel y manzanilla*.
  • 50 ml de whisky
  • Zumo de medio limón pequeño
  • 2 chorritos de amargo de naranja
  • Flores frescas de manzanilla

*Añade partes iguales de agua y miel a un cazo a fuego medio-alto. Lleva a ebullición, añade 2 cucharadas de flores de manzanilla y reduce el fuego. Deja que la mezcla hierva a fuego lento durante 10-20 minutos. Pasa por un colador a un tarro. Si se cierra correctamente, esta mezcla puede durar hasta 2 semanas en la nevera.

Instrucciones

  1. Agita todos los ingredientes en una coctelera llena de hielo.
  2. Cuela en un vaso lleno de hielo.
  3. Añade flores frescas de manzanilla para decorar.


Artículo traducido por Concha Hierro del original escrito por Chelsea Cummings en inglés: Edible flowers and how to use them in cocktails.

Tambien te puede interesar

Deja un comentario