¿Cuáles son los orígenes de la cerveza en lata?

Por Sara Rodrigo

Hoy en día cuando vemos una cerveza en lata nos parece algo muy normal y común, pero hace un tiempo era algo que ni se imaginaba, hasta que en 1933 la empresa American Can Company desarrolló la primera lata de cerveza. El factor de la innovación es muy relevante, pero en aquel entonces el factor logístico fue decisivo. Por lo que resulta innegable el papel que la cerveza en lata ha jugado como dinamizador del sector.

Sus orígenes

El origen de la comercialización de la primera lata de cerveza tiene lugar en enero del año 1935, aunque desde 1909, la empresa American Can ya estaba experimentando para conseguir enlatar la cerveza. El problema era que hasta entonces las latas no podían soportar la presión del gas carbonatado y si se pasaban de un cierto límite, explotaban. Poco después, el 17 de enero de 1920 entró en vigor la Ley Seca de Estados Unidos, y la American Can paró el proyecto.

Fábrica American Can

Antes de la aparición de las latas, las empresas cerveceras experimentaron durante décadas. La finalidad era mejorar la logística, ya que no les salía a cuenta económicamente vender cervezas a grandes distancias. En 1933 , la American Can consiguió fabricar una lata presurizada y con un recubrimiento especial, que evitaba que la cerveza reaccionara con el estaño. Dos años más tarde, en 1935, la compañía de Gottfried Krueger se convirtió en la primera fábrica de cerveza en comercializar su producto en lata.

En seguida resultó notable el éxito. Tan solo seis meses después, la cervecería de Krueger compró un promedio de 180.000 latas diarias a la American Can. Poco tiempo después, otras 37 cervecerías adoptaron este formato.

Pero, ¿quién fue Gottfried Krueger?

Gottfried Krueger

Gottfried Krueger fue un emigrante alemán, que llegó a New Jersey en 1853 y empezó a trabajar en la fábrica de cerveza “Adams & Laible”. La fábrica fue creada en 1851 y se encontraba en Belmont Avenue, allí Krueger desarrolló sus habilidades como cervecero. También, implantó un nuevo estilo de cerveza.

Más tarde, en 1865, el maestro cervecero alemán ya era dueño de su propia fábrica de cerveza. Es más, la Lager al estilo americano que había empezado a elaborar triunfó hasta convertirse en la bebida nacional, lo que provocó un gran incremento de la producción.

Una vez instaurada la Ley Seca de Estados Unidos, Krueger con tal de continuar con su pasión lanzó su propia cerveza (Krueger’s Old Essex Brew), que contenía menos del 1% de alcohol y, por lo tanto, estaba permitido por la ley.

Murió en el año 1926 y, lamentablemente, no pudo presenciar el fin de la Ley Seca ni tampoco ver como su propio proyecto salía a la luz.

La primera cerveza enlatada

Lata Krueger

Las primeras latas que salieron al mercado no eran como las de hoy en día. Al ser planas por la parte superior tenías que abrir la tapa con un abrelatas. En 1969, la venta de cerveza en lata superó por primera vez a la de la botella tradicional de vidrio.

Por un lado, los beneficios de este nuevo formato fueron muy notorios. El envase era más ligero que el vidrio, además, era fácil de transportar y resistente a caídas y golpes. Otra de las ventajas era que disponía de más espacio en la superficie del envase para poder añadir el logo de la cerveza e incluso añadir alguna reseña, lo que resultaba un punto a favor a la hora de realizar alguna campaña de marketing. Sin embargo, uno de los inconvenientes a destacar es el precio. El problema de este nuevo formato era que no todas las cerveceras podían permitirse establecer una técnica nueva de envasado.

Lata Krueger

Originalmente, estaban fabricadas con estaño, sin embargo, en 1958 pasaron a ser de acero. No fueron modificadas otra vez hasta el año 1958, cuando dejaron de hacerlas de acero y pasaron a fabricarlas con aluminio, tal y como las conocemos a día de hoy.

En el primer lote de cerveza en lata de la Gottfried Krueger Brewing Company venían 2.000 latas de cerveza y fueron distribuidas entre los clientes más fieles de la marca. Un alto porcentaje de gente que había probado el nuevo formato había quedado muy satisfecho, lo que resultó un gran éxito para la compañía.

En 1963, salieron a la venta las primeras latas de cerveza con la lengüeta removible. Este detalle en la lata causó demasiados problemas, ya que muchos animales las ingerían y morían, contaminaban las playas o incluso causaban cortes a los bañistas. Hasta que en 1975, la compañía Falls City Brewing inventó la primera lata de cerveza con la lengüeta fija (“Stay-on tab”).

En el resto del mundo

El nuevo formato de cerveza no llegó a Europa hasta el año 1936, cuando la empresa Felinfoel Brewery Company, del Reino Unido, fue la primera que decidió comercializar la Pale Ale. En España hubo que esperar hasta 1966, cuando la compañía Cervezas Cruz Blanca lanzó al mercado su marca “Skol International Lager”, en formato de lata de 33 centilitros. Poco después, otras marcas como Mahou o Águila Imperial optaron por incluir este nuevo envase, sin embargo, no se empezaron a fabricar en España hasta 1980.

Lata The Felinfoel Brewery

En la actualidad nos encontramos más con este formato, ya que tiene mejor conservación y preservación de aromas, por lo que acostumbra a ser más demandado. En nuestra web también tenemos cervezas en lata y, a continuación, te dejamos algunas de las mejores opciones.

 TAGS:Bavaria 8-6 Lata 50cl

Bavaria 8-6 Lata 50cl

Resulta refrescante, con una mezcla de sabores balanceada que acompañan a los aromas.

 TAGS:Guinness Lata 440ml

Guinness Lata 440ml

Equilibrio perfecto de amargo y dulce, con matices malteados y tostados, suave, cremoso y equilibrado.

 TAGS:Budweiser Lata

Budweiser Lata

El proceso de doble fermentación de esta cerceza es el más largo y costoso del mundo, la mezcla es sometida a un proceso de doble fermentación y reposa entre virutas de madera de Haya.

Tambien te puede interesar

Deja un comentario