Cuatro cócteles para enamorarse en San Valentín

Por Anja Krimsky
San Valentín

Hoy es San Valentín y el amor está en el aire. Cuando pensamos en alimentos con efecto afrodisíaco inmediatamente nos vienen a la mente las ostras, el champán, el chocolate y el vino tinto. Nos gustaría ir un poco más allá y hablar de esos otros alimentos y hierbas inusuales con los que puedes sorprender a tu pareja.

Si no conoces el libro «Afrodita» de Isabell Allende, te lo recomiendo encarecidamente. Porque es de hecho una celebración de los sentidos. ¿Quién hubiera pensado que la manzanilla, el laurel y la lavanda son afrodisíacos naturales? Cocinar para dos o mezclar cócteles no solo es divertido, sino que también puede ser sensual. Por eso, hemos preparado para ti una serie de bebidas extraordinariamente estimulantes.

El laurel es más que una especia

Los antiguos romanos ya apreciaban el Laurus Nobilis, más conocido como el laurel. Pero, ¿sabías entonces que tiene un efecto estimulante y reduce el estrés? Está claro que necesitas un ambiente relajado para una velada romántica. 

Por cierto, en su libro, Isabel Allende recomienda adornarse con una corona de estas hojas divinas y bailar para la persona que se ama. «Volvamos a girar, como los antiguos romanos» es el lema de nuestro próximo cóctel. Sorprende a tu media naranja con la siguiente bebida. ¿Y por qué no con un interludio de baile?

French 75 con laurel y pomelo

Ingredientes para el sirope de laurel (una persona)
  • 12,5 gramos de azúcar
  • 125 ml agua
  • 1 hoja de laurel
Ingredientes para el cóctel (una persona)
  • 1 cucharada de jugo de toronja 
  • 50 ml Gin
  • Vino espumoso
  • Hielo
  • Ralladura de pomelo
  • 1 hoja de laurel para decorar

Preparación

Para el almíbar, ponemos a hervir agua con azúcar y el laurel en una cacerola hasta que se disuelva el azúcar. Deja que la mezcla se enfríe por completo. Vierte el jugo de toronja, el jarabe y la ginebra en una coctelera y llénela con hielo. Agita bien y vierte en un vaso. Rellena con un poco de vino espumoso y revuelve suavemente. Finalmente, decora con una ralladura de toronja y una hoja de laurel.  

Miel, ¿un superalimento dulce?

A los dioses antiguos les entusiasmaban la ambrosía (en griego antiguo, «alimento de los dioses»), una mezcla de néctar y miel que se creía que otorgaba fuerza, inmortalidad y belleza.

También en la ceremonia de bodas hindú, el futuro novio endulza el tiempo de espera con una bebida a base de miel, yogur y mantequilla clarificada. Según la tradición persa, dos recién casados ​​mojan sus meñiques en miel y se alimentan mutuamente con ella. Todo esto no deja lugar a dudas: la miel es un superalimento sensual rico en vitamina B. No es casualidad que las lunas de miel se llamen así

¿Qué tal una seductora mezcla de manzanilla para levantar el ánimo, miel y whisky? ¡Prueba el cóctel Aphrodite’s Love!

Afrodita

Ingredientes (una persona)
  • 15 ml de sirope de miel y manzanilla
  • 50 ml Whisky
  • 2 Schuss Amaretto
  • Hielo
  • Flores de manzanilla fresca
Preparación

Sigue los mismos pasos que para el almíbar de laurel. Usa miel en lugar de azúcar y flores de manzanilla en lugar de hojas de laurel. Vierte el whisky, el jarabe de manzanilla y los cubitos de hielo en una coctelera y mezcla bien. Viértelo en un vaso y añade el toque final con flores frescas de manzanilla.

El seductor aroma de la lavanda

El olor de las flores de lavanda ya fascinaba a los antiguos romanos. Plinio el Viejo (23-79 a. C.) escribió en su libro «Naturalis historia» que los romanos perfumaban el agua de sus baños con flores de lavanda. Por eso, el nombre genérico de la planta medicinal Lavandula (lavanda) deriva de la palabra latina lavare (lavar). 

Los aromas de estas flores también se utilizaban en la cocina rural para refinar comidas y bebidas. Mezclados con sal o azúcar, en almíbar, daban ese toque especial a guisos, sopas, salsas o postres contundentes. 

Además, con sus delicados tallos verdes y flores de color azul violeta, la lavanda es hermosa, elegante y muy decorativa para tus cócteles. ¿Qué tal un gin fizz espumoso con arándanos y lavanda como un regalo inolvidable en el Día de San Valentín para tu pareja?

Gin fizz con arándanos y lavanda

Ingredientes (para una persona)
  • 1 cucharada de jarabe de lavanda
  • 50 ml Monkey 47 Gin
  • 100 gramos de arándanos 
  • Zumo de limón
  • Tónica
  • Hielo
Preparación

Haz con el sirope de lavanda lo mismo que hiciste con el sirope de laurel. Tritura los arándanos y colócalos en una copa de cóctel con el almíbar, la ginebra, la tónica y los cubitos de hielo. Añade el zumo de limón y mezcla bien. Finalmente, decora con lavanda y arándanos frescos.

Los plátanos suben el ánimo

Este dulce fruta no solo aporta a nuestro cuerpo vitaminas, nutrientes y energía, también tiene un efecto positivo en nuestro estado de ánimo, ya que los carbohidratos que contienen promueven el suministro de triptófano, una sustancia proteica básica a partir de la cual se genera serotonina, la hormona de la felicidad.

¿Sabes qué otra fruta también tiene un efecto estimulante? ¡La naranja! Especialmente su cáscara, donde se encuentran los aceites esenciales que contiene. La sinfonía de estas dos sensuales frutas culmina en el siguiente cóctel. Si aún no tienes un regalo para el Día de San Valentín, podrás impresionar a tu pareja con tus habilidades de bartender.

Old fashioned con plátano

Ingredientes (para una persona)
  • 2 cucharadas de Bourbon 
  • 2 cucharadas de ron  
  • 1 cucharada de crema de plátano 
  • 1 chorrito de angostura
  • Hielo
  • 1 ralladura de naranja

Preparación

Llena un vaso mezclador (o jarra) con cubitos de hielo, añade el bourbon, el ron, la crema de plátano y una pizca de angostura. Revuelve durante 5 segundos y vierte en un vaso de whisky con un cubo grande de hielo. Doble ligeramente la ralladura de naranja sobre el vaso para que suelte sus aceites esenciales y luego añade la ralladura al vaso. ¡Salud!

Artículo traducido por Concha Hierro, del original escrito por Anja Krimsky Diese Cocktails machen Lust auf Liebe.

Tambien te puede interesar

Deja un comentario