Descubre lo que más se bebe en las bodas de este año

Por Sara Rodrigo
Mesa Boda

Los profesionales de las bebidas están adoptando viejas técnicas con innovaciones modernas. A continuación, echaremos un vistazo a los enfoques contemporáneos de los cócteles clásicos y examinaremos las tendencias actuales de bebida para bodas. Durante el último año y medio, las parejas han tenido que modificar drásticamente su forma de dar el «sí, quiero», adaptando todo tipo de elementos de la boda tradicional anterior a la pandemia. ¿Pero un elemento imprescindible que nunca ha cambiado? La bebida de autor.

Con la llegada del boom de las bodas, una mezcla de las celebraciones aplazadas de 2020 junto con los calendarios ya repletos de 2021 y 2022, las parejas se disponen a ofrecer una gran variedad de cócteles temáticos. Según expertos en organización de eventos, el tequila es el licor más solicitado. Si exhibes Don Julio 1942 en una barra, espera que tus invitados vayan a por él. Tanto las parejas como los invitados están optando por todo tipo de tequila, desde versiones más sencillas como Casa Dragones y Clase Azul, hasta catas completas con una gama de estilos diferentes, incluyendo el reposado y el añejo. Don Julio Blanco, Casamigos y Patrón Silver siguen siendo las mejores opciones para cócteles como la popular Margarita.

Margarita de sandía

Dulces y picantes Margaritas

El Margarita se ha mantenido durante mucho tiempo como la bebida de las bodas de verano, pero ahora, varias versiones de este cóctel de tequila han tomado el relevo en los eventos de clima caluroso. Uno de los cócteles que se nos viene a la mente es el Margarita de sandía, una bebida muy refrescante. Del mismo modo, los organizadores de bodas añaden a las tendencias actuales licor de chile con una guarnición de pimienta para una versión picante. Otras opciones incluyen zumos de frutas agridulces e ingredientes coloridos como el sirope.

Cócteles clásicos

Martini

Cuando el clima se vuelve fresco, las parejas tienen un enfoque distinto. Se remontan a los años 20, con ambiente de bares clandestinos y fuentes de champán de la época de la Prohibición, que recuerdan escenas de El Gran Gatsby. Antes de la pandemia, los profesionales de las bodas preveían que los «locos años 20» inspirarían a muchas parejas que celebrasen sus bodas en 2020. Parece que, tras la pandemia, hay aún más razones para sacar ideas de la grandeza de principios del siglo XX. Se recuerdan los cócteles de generaciones pasadas. Los profesionales han servido bebidas clásicas como los martinis, y recientemente torres de champán, que no se solicitaban tanto años atrás. 

Los gintonics también están en auge, al igual que una serie de cócteles de alta graduación, como el gin fizz. Más de un planificador informa de que la ginebra ha superado al bourbon como bebida emblemática del momento, lo que resulta evidente también en lo que respecta a los refrescos de bienvenida. El French 75, una mezcla de ginebra, vino espumoso, zumo de limón y azúcar, está dando un giro al tradicional champán para bodas. De este modo, exponer a la entrada copas llenas de esta bebida crean un ambiente de celebración desde el principio. La bebida resulta accesible y al mismo tiempo nueva y diferente.

Mocktail

La sobremesa

Las bebidas de autor continúan también después de la cena, mientras los invitados bailan en la pista. Se suelen servir bebidas clásicas e incluso se ofrecen tragos sin alcohol para que los tomen junto a los trozos de tarta.

De hecho, a pesar de todas las copas llenas de alcohol, los mocktails de autor están teniendo su momento. Cada vez son más las parejas que optan por una bebida sin alcohol en el menú para los invitados que se abstienen o no tienen edad para beber. Es bonito ver cómo se les iluminan los ojos a nuestros invitados cuando descubren que son bebidas especiales para ellos.


¿Qué cóctel o bebida crees que no puede faltar en una boda?

Tambien te puede interesar

Deja un comentario