¿Hamburguesas y vino? ¿Por qué no?

Por Karin Mosca
Hamburguesas

Hamburguesas

A menudo acompañamos las hamburguesas con una bebida gaseosa o una buena cerveza fría. ¿Pero qué hay de una copa de vino? Teniendo en cuenta que las hamburguesas se han convertido en un plato gourmet, no hay razón para que no podamos maridar un buen vino con una hamburguesa. Si ya te recomendamos algunas cervezas en nuestro artículo Las mejores cervezas para celebrar el Día Internacional de la Hamburguesa, hoy toca descubrir los maridajes de hamburguesas y vinos favoritos de Drinks&Co en este Día Internacional de la Hamburguesa.

Tantas hamburguesas, tantos vinos

Cuando hablamos de hamburguesas, nos referimos a una «hamburguesa aplastada» de carne picada, normalmente de vacuno, cocinada a la parrilla y servida normalmente dentro de un bollo. Como se trata de carne, la opción más obvia es el vino tinto. Sin embargo, no siempre es la mejor opción.

Depende mucho de la salsa y de los ingredientes utilizados para acompañar la carne. La regla principal, sin embargo, es no sobrecargar el sabor. También debes buscar un vino que diluya la grasa de la carne y limpie la boca. En este caso, los factores importantes a tener en cuenta son la acidez, los taninos y la efervescencia.

Y, por supuesto, depende del tipo de hamburguesa del que estemos hablando. Tu elección de vino puede cambiar según se trate de una hamburguesa de pollo, pavo, pescado o vegetariana.

Hamburguesas de carne

Si te gusta el vino tinto, no puedes equivocarte con una buena copa de Merlot. Si tu hamburguesa de ternera tiene muchas salsas e ingredientes, lo mejor es optar por un vino con cuerpo y sabor potente. Un Chianti Classico sería una gran elección. Si vas a comer una hamburguesa con queso, un Rioja o un Ribera del Duero no te decepcionarán.

Y no subestimes el vino blanco para un maridaje de hamburguesas de chuparse los dedos. Si la hamburguesa es de ternera, combinará fantásticamente con un Pinot Grigio. Por otra parte, los vinos blancos con una graduación alcohólica algo más alta también son ideales para acompañar hamburguesas bien condimentadas con sabores fuertes. Un vino Sauvignon Blanc sería una elección fabulosa.

Para limpiar el paladar, los vinos espumosos son el camino a seguir. Puede sonar extraño, pero prueba a acompañar tu próxima hamburguesa grasienta con una copa de champagne, lambrusco o cava. Es una combinación perfecta.

Hamburguesa

Hamburguesas de pollo y pavo

Menos grasas y con un sabor menos invasivo, las hamburguesas de carne blanca van bien con un vino elegante que no tenga demasiado cuerpo ni sea demasiado delicado. Algo como un Chenin Blanc realzará las hierbas y los aromas de una hamburguesa de pollo, y un Beaujolais sería el acompañamiento perfecto para el pavo.

Hamburguesas de pescado

Las hamburguesas de pescado encuentran su mejor aliado en el vino blanco, especialmente si es aromático. Todos los vinos elaborados tanto con la uva Malvasía como la Chardonnay serían apuestas seguras. Los vinos espumosos, tanto blancos como rosados, también son una excelente opción.

¿Y para los vegetarianos?

Las hamburguesas vegetarianas son sin duda las menos grasas de la lista. Por eso, es mejor elegir vinos bajos en taninos y con buena acidez. Esto realzará el sabor del plato. Una buena elección sería un vino blanco elaborado con uvas Chardonnay o un vino tinto como el Nebbiolo.

Artículo original Hamburger e vino? Perché no! traducido por Raúl Pérez.

Tambien te puede interesar

Deja un comentario