Hielo en el vino, ¿moderno o inaceptable?

Por Marta

Empiezo el post diciendo que no hay nada inaceptable. Que una persona toma chocolate con chorizo, pues su problema; café con leche y gambas, como el del chiste; vino con hielo, no comment. Bueno, sí comment, que de esto mismo trata el post de hoy. Corre el rumor de que a las mujeres les gusta tomar el vino con hielo, o al menos eso es lo que dice la web de Dr. Vino cuando menciona a Drew Barrymore, y a unas declaraciones de Drew que dice que las mujeres preieren el vino con hielo.

Primero, una reivindicación, que ya está bien de atribuirnos rarezas a las mujeres con el vino. Que si no nos gusta el vino tinto, que si no nos gustan los vinos de crianza, que si las mujeres los prefieren jóvenes (esto es verdad, pero no en lo referente a vinos, claro). Y ahora lo del hielo. Ya vale rumorólogos. Dicho esto, seguimos a lo nuestro.

Hay que especificar que sólo se refieren a Drew Barrymore. No, es broma. Lo que hay que apuntar es que sólo hablan de vinos blancos, en concreto Sauvignon Blanc, y rosados. No hace falta que nadie se lleve las manos a la cabeza, que los tintos se libran ¿O no? Porque vamos a ver, la sangría, invento del tebeo, se toma siempre con hielo, y hay veces en que los ingredientes son bastante simbólicos en comparación con la proporción de vino que lleva.

Pero es que aunque parezca que el vino con hielo es una combinación criminal, puede haber formas y formas de tomarlo. Y además, por ejemplo ¿no os parece que la cerveza con hielo es aún peor? Cuesta hasta pensarlo. Sí, pero ¿a que si os ponen una cerveza bien fresquita en una jarra helada no opináis lo mismo?

Claro, es que el hielo no tiene por qué estar dentro, fastidiándolo todo; también se puede elegir que el hielo sólo sea una finísima capa recubriendo el vaso donde se sirve y dando fe de su baja temperatura. Qué delicioso un vino de aguja servido en copa helada. Un placer para los sentidos.

Y ahora que parece que llega el calorcito (por fin, que ya era hora) puede ser una manera muy chic de servir ese vino rosado portugués a vuestros invitados o incluso el vino blanco que vais a maridar con los aperitivos. Y si alguien se anima a echarle hielos al tinto, por favor, que sea joven. Por si acaso, hoy te recomendamos:

 TAGS:Peñascal Rosado

Peñascal Rosado

Molturación muy suave con despalillado de las uvas. Aguja natural mediante segunda fermentación en depósitos de presión a baja temperatura.

 TAGS:Blanc Pescador

Blanc Pescador

Su proceso de elaboración, basado en una fermentación natural, le confiere precisamente una agradable acidez.

Tambien te puede interesar

1 Comentarios

vino pago de cirsus 10 agosto 2018 - 10:09 am

Yo siempre digo que esto es cuestión de gustos y hay que respetar la forma de tomar un vino sea quien sea. En la variedad está el gusto. Un saludo!!

Respuesta

Deja un comentario