Sushi y vino: tips para combinarlos

Por Miriam Reis

El sushi ha conquistado nuestros corazones gourmet y se ha convertido en uno de los platos para llevar más populares del mundo. Maki, nigiri y sashimi… todos son símbolos de la cultura gastronómica japonesa. Casi todos los hogares del mundo tienen un par de palillos en su cajón de la cubertería hoy en día.

Cuando se trata de sushi y vino, el paraíso del maridaje está lleno de trucos, porque el arroz, las hojas de algas, el pescado fresco y una copa de vino siempre ofrecen opciones de combinación nuevas, emocionantes y particularmente armoniosas.

Vinos con frescura: la clave de la felicidad

Los vinos de acidez pronunciada son garantía de felicidad. Armonizan de maravilla con cualquier tipo de pescado, que al final es el ingrediente principal del sushi junto con el arroz. Con vinos blancos elaborados con las variedades Chardonnay, Riesling, Chenin Blanc, Sauvignon Blanc o Grüner Veltliner siempre irás por el buen camino.

Si eres amante del vino tinto también encontrarás un acompañamiento perfecto para tus makis y sashimis si los combinas con Pinot Noir, Gamay y Nebbiolo.

La salsa de soja le da al sushi el componente gustativo del umami, por lo que un vino blanco con una nota ligeramente salada, como un albariño gallego, le irá especialmente bien. El wasabi, por su lado, proporciona un sabor picante que puede equilibrarse fácilmente con un vino que tenga un toque de dulzura residual, como un riesling semiseco.

¿Hay algún vino que deberías evitar?

Aunque te gusten y sean tus preferidos, con el sushi es conveniente dejar un poco de lado los tintos con alta concentración de taninos, ricos en aromas a frutos rojos y negros, ya que pueden bloquear el sabor delicado y fresco del pescado. También pueden producir un regusto metálico, especialmente cuando se combinan con pescado azul alto en grasa (como el salmón o la caballa). También desaconsejamos el vino con mayor grado alcohólico, ya que aumenta la nitidez del wasabi.

Cómo combinar sushi y vino nivel pro

A continuación te contamos cuál es el vino adecuado para acompañar maki de atún y sashimi de salmón y qué botella debes descorchar con tempura. Let’s roll!

Maki de atún y Pinot Grigio

Empecemos con el clásico maki de atún del sushi. El atún rojo fino se envuelve en una lámina de arroz y algas y se corta en pequeños trozos del tamaño de un bocado. Si quieres, refina tu maki con un poco de salsa de soja. La frescura se encuentra aquí con el umami, por lo que recomendamos un vino blanco ligero como el Albariño, el Pinot Grigio o el Chablis, un Chardonnay francés ligero que no haya pasado por barrica.

Spicy Tuna Gunkan y Riesling semiseco

El secreto del Spicy Tuna Gunkan reside en la mayonesa ligeramente picante. El componente cremoso se refina con Sriracha, una salsa de Tailandia a base de chiles rojos, ajo, vinagre, azúcar y sal. La dulzura residual que está naturalmente presente en los rieslings semisecos equilibra el ligero sabor picante del Spicy Tuna Gunkan. Dulce, picante y especiado: ¡un festín para las papilas gustativas!

California Roll y Rosé

Los populares California rolls pertenecen a la familia uramaki: aquí, la hoja de alga no envuelve el arroz como es habitual, sino el relleno. Por lo general, consiste en una deliciosa carne de cangrejo y aguacate mantecoso, mientras que las huevas de pescado saladas terminan y decoran el arroz. Esta combinación cremosa y salada requiere un vino rosado seco y afrutado con sabores que recuerdan a fresas maduras y sandía jugosa.

Sashimi & Pinot Noir

El salmón y el atún rojo son pescados particularmente ricos en grasas, por lo que un sashimi de salmón o un toro (carne de ventresca de atún rojo) combinan bien con un tinto. Es importante que el vino contenga taninos ligeros y una acidez pronunciada. Un Borgoña, un Pinot Noir californiano o un Beaujolais son el acompañamiento perfecto.

Sushi de erizo de mar & Fino Sherry

Por supuesto, el popular fino de Jerez no debe faltar en nuestra propuesta. Este expresivo vino blanco seco, fresco y delicado, sabe a sal marina, almendras, levadura y hierbas silvestres secas. Armoniza maravillosamente con el sabor ligeramente a nuez y salado de Uni Sushi, una especialidad hecha de las gónadas de los erizos de mar. Un punto culminante culinario que es insuperable.

Sashimi de vieira & Viognier

La carne de la vieira inspira a los amantes de los mariscos debido a su consistencia tierna y su sabor ligeramente a nuez. Una delicia culinaria asada o a la plancha, pero también cruda con un poco de zumo de limón o salsa de soja. Recomendamos un Viognier ligeramente dulce y floral con el sashimi de vieira. Gracias a su alta concentración en glicéridos, tiene una maravillosa textura sedosa en el paladar.

Tempura de langostinos & Cava

Solo con pensar en nuestro próximo maridaje se nos hace la boca agua. La carne tierna, dulce y salada de los camarones cubierta con un rebozado frito crujiente. Se sirve con una salsa a base de vino de arroz y salsa de soja. Una copa de cava seco va fenomenal con la sabrosa combinación de umami, acidez y grasa. La acidez y las burbujas del vino espumoso «limpian» el paladar con cada sorbo, preparándolo para el próximo bocado delicioso.

Si prefieres una tempura vegetariana, te recomendamos descorchar una botella de Sauvignon Blanc. Los sabores de maracuyá, melocotón blanco y melaza armonizan perfectamente con berenjena, batata y champiñones shiitake rebozados.

Artículo traducido por Concha Hierro del original escrito por Miriam Reis: Sushi & Wein: So kombinieren Sie richtig!

Deja un comentario

Tambien te puede interesar