Cinco vinos para sorprender esta Navidad

Por Concha Hierro

¿Te ha tocado llevar el vino a casa de tu suegra en Nochebuena o Navidad? ¿Estás cansado de llevar el típico tinto que mantiene la fiesta en paz pero no sorprende a nadie? ¿Quieres arriesgar y, a la vez, agradar? Te entendemos. Encargarse de elegir el vino en fechas tan señaladas puede provocar algo de estrés. Por eso te traemos cinco propuestas diferentes, con las que podrás respirar tranquilo y acertar sin miedo.

Un espumoso outsider: Izar-Leku

Burbujas de txakolí. Nada más y nada menos. Un espumoso elaborado a partir de vino base de Hondarrabi Zuri y un pequeño porcentaje de la tinta Hondarrabi Beltza. En su tercera añada, ha vuelto a convencer a la crítica, que le ha otorgado 94 Parker y 94 Peñín. Si quieres sorprender a tu cuñado, que se las sabe todas en cuanto a vinos, llévale Izar-Leku y disfruta con él de su frescura y salinidad.

Un blanco de Jerez: La Escribana

Es el momento de poner encima de la mesa un vino de pasto, como este que elabora Luiz Pérez con el propósito de revitalizar la vocación vitivinícola del Marco. Un jerez que no está dentro de la denominación de origen pero que es más de Jerez que la Paquera. Sin encabezar, con 13.6% de alcohol. Un blanco fermentado y criado bajo velo de flor en botas que brillará por sí solo en cualquier mesa.

Un tinto extraordinario: Vèrtebra de la Figuera

¿Buscas un tinto delicado, fresco, elegante? Vèrtebra de la Figuera de Montsant es para ti y para todos aquellos que estén deseando empezar a disfrutar de los tintos con todo, con pescados al horno, entrantes, arroces… y un sinfín de platos posibles. Una garnacha de altura, vinificada al modo borgoñón y de la que se ha extraído un montón de matices. Desde luego Dominik Huber sabe muy bien lo que hace.

Un riesling de Markus Molitor

De Markus Molitor podríamos recomendarte todos sus vinos, pero vamos a elegir uno: Bernkasteler Lay Auslese 2019, un riesling de viñas viejas fermentado en barrica al que le han caído 95+ puntos Parker. En Alemania, el término Auslese se refiere a un vino de cosecha tardía, una categoría más allá del Spätlese. Un riesling con ese punto de dulzor y estupenda acidez incomparable a cualquier otro vino.

El broche de oro: La Diva

La Diva es puro néctar. Recuerdos de orejones, melocotón, canela, piel de naranja y sutiles aromas de hierbas mediterráneas. Un vino del que apenas se elaboran unas 400 botellas de 50 centilitros a partir de uvas Moscatel pasificadas, prensadas y fermentadas muy lentamente en barricas de roble francés, donde el vino reposó durante 30 meses. Complejidad y gran equilibrio para poner el mejor broche de oro a una comida.

Deja un comentario

Tambien te puede interesar