Tendencias:
Dom Pérignon

Dom Pérignon

Elaborado por la casa Moët & Chandon, Dom Pérignon es uno de los champagnes más famosos y elogiados que deslumbra al mundo desde hace casi un siglo.

Historia

Dom Pierre Pérignon fue un monje benedictino que vivió entre 1638 y 1715 en la abadía de Hautvillers desempeñándose como maestro de la bodega. Hacia 1670 se convirtió en el pionero en más de una técnica de elaboración, siendo el primero en mezclar uvas para mejorar la calidad del vino. El monje consiguió elaborar vinos blancos claros a partir de uvas tintas y mejorar la tendencia del champagne de retener sus azúcares naturales para lograr una segunda fermentación en primavera. Además, introdujo el uso del corcho y se convirtió en un maestro en saber cuándo embotellar el vino para capturar las burbujas. En honor a este monje talentoso y visionario se cosechó la primera añada de Dom Pérignon en el año 1921 y se lanzó al mercado en 1936. Cuando en 1927 las familias dueñas de Möet y Champagne Mercier se unieron por un matrimonio, la primera le regaló a la segunda la marca Dom Pérignon que aún estaba sin explotar. De la primera añada se sabe, gracias al maestro Richard Geoffroy, que se caracterizó por “un distintivo bouquet que combinaba sándalo, vainilla y praliné.”

Estilo

El Dom Pérignon se basa siempre en un assemblage de uvas pinot noir y chardonnay, aunque la composición final varía entre las diferentes añadas. Según Geoffroy, este champagne “expresa su primera plenitud luego de siete años en la bodega”, luego alcanza un segundo pico entre los 12 y 15 años posteriores a la cosecha para culminar con un tercero entre los 30 y 40 años posteriores.

Gama de Productos

De entre los champagnes que se elaboran bajo la marca se destacan:
  • Plénitude 2: de un proceso que tarda casi 15 años nace el bouquet exótico de aromas a franchipán, especias dulces, coriandro fresco y frutas abrillantadas. En la boca el sabor es expresivo y sensual, muy similar a la nariz.
  • Vintage: entre los que se destaca la añada 2009, que ofrece una de las frutas más ricas y maduras. En la nariz se sienten las notas de guayaba y ralladura de pomelo verde combinadas con duraznos y damascos, todo esto luego de una entrada de vainilla amaderada y brioche tibia y tostada. En el paladar la fruta se presenta majestuosa, pulposa y profunda.
  • Rosé: el bouquet es maduro y complejo con notas de apertura que combina especias oscuras y cacao y se tornan rápidamente en aromas frutales. El higo asado, los damascos y las naranjas confitadas son protagonistas. En la boca es intenso y suculento.
  • Top Ventas - Comprar Productos de Dom Pérignon recomendado

    Filtros