Tendencias:

Vino de Península de Setúbal

Ver todos los productos en Vino de Península de Setúbal

La Península de Setúbal es una de las principales regiones vitivinícolas de Portugal, la cual se encuentra ubicada al sureste de Lisboa, delimitada por el Estuario de Tajo al norte y el río Sado al Sur, el océano Atlántico al oeste y la región de Alentejo al este, ocupando un área total de 1421 km². La viticultura de la península se distribuye prácticamente en casi todos los municipios que la componen, con una superficie total de viñedos de 9500 hectáreas. El municipio de Palmela es el área vitivinícola más extensa de la región, seguida por las poblaciones de Montijo, Setúbal y Sesimbra, aunque también hay una importante zona de viñedos al sur del distrito de Setúbal, en las localidades de Alcácer do Sal, Grândola, Santiago do Cacém y Sines. Los vinos producidos en esta región se elaboran bajo tres apelaciones: Las Denominaciones de Origen Controladas de Palmela DOC y Setúbal DOC, y la Indicación Geográfica Protegida IGP de "Península de Setúbal", conocida anteriormente como VR o Vinho Regional.

Historia* De acuerdo con recientes hallazgos arqueológicos, se cree que la viticultura en la región de Setúbal fue introducida por los Tartessos, también conocidos como la primera civilización de occidente, la cual se asentó en la península ibérica y en el valle del río Sado aproximadamente en el año 2000 aC.

  • En el siglo X aC, los fenicios colonizaron la región, fundaron lo que hoy es la ciudad de Setúbal, plantaron viñas y establecieron puertos comerciales para distribuir sus vinos por todo el mediterráneo, abasteciendo durante siglos a grandes civilizaciones como Egipto y Grecia.
  • Los griegos contribuyeron notablemente con el desarrollo de la viticultura y el arte de la vinificación en Setúbal. La presencia de la cultura griega está documentada con el hallazgo de hermosos recipientes de cerámica en la región de Alcácer do Sal.
  • Durante la ocupación romana a partir del año 19 aC, la península tuvo un aumento significativo de viñedos debido a que se introdujeron nuevas variedades de uvas y técnicas más avanzadas de cultivo de la vid. En el siglo VIII, con la llegada de los musulmanes a la península, la producción vitivinícola disminuyó considerablemente por la prohibición expresa de consumir bebidas alcohólicas en su libro sagrado, El Corán.
  • En el siglo XII, tras la reconquista cristiana y el establecimiento de la Orden de Santiago en puntos estratégicos como Almada y Palmela, se incrementaron considerablemente las actividades vitivinícolas, gracias a la influencia de las órdenes religiosas, quienes trajeron nuevas técnicas de vinificación.
  • En el siglo XIX la península se caracterizaba por su prestigioso vino Moscatel de Setúbal y por el Periquita, un vino tinto de mesa creado en 1850 y que en la actualidad goza de alta reputación a nivel internacional. El artífice de estos vinos fue el señor José Maria da Fonseca, uno de los personajes ilustres más reconocidos en Setúbal.Suelos y Clima

La mayoría de los viñedos se encuentran plantados en las llanuras de los municipios de Palmela y Montijo, con excepción de los cultivos que se encuentran en la Sierra de Arrábida, los cuales pueden alcanzar una altitud de hasta 500 metros sobre el nivel del mar. Los terrenos están compuestos de arena, sin embargo, en las zonas montañosas son más arcillosos-calcáreos.
El clima es mediterráneo, con veranos secos y cálidos, alternando con inviernos relativamente fríos y lluviosos. Las precipitaciones varían entre los 550 y los 750 mm distribuidos uniformemente en el año, con unos pequeños periodos de sequía en los meses de junio y agosto, también influenciado por la reducida capacidad de retención de agua que tienen los suelos. La exposición solar es elevada, superando las 2200 horas de sol al año, llegando incluso a la cifra de 300 horas por mes en verano. Esta exposición se ve compensada con las brisas marinas que golpean la península llegando desde el norte, noreste y oeste, y se encargan de refrescar los viñedos.

Variedades de Uvas

Las variedades blancas más destacadas de la región son las siguientes:

  • Moscatel de Setúbal: También conocida como Moscatel de Alejandría es la uva más cultivada de la región y es considerada una de las variedades más aromáticas del mundo, además de tener una acidez inconfundible. Esta variedad es la predominante en los vinos que hacen parte de la DOC Setúbal, pues deben estar compuestos por al menos un 85% de esta uva.
  • Fernão Pires: Es la segunda variedad blanca más cultivada de la región. Se caracteriza por su versatilidad y carga aromática. Se utiliza básicamente para la elaboración de vinos monovarietales, y espumosos por su perfil aromático, donde se destacan los frutos tropicales y cítricos.
  • Arinto: Una de las variedades portuguesas más tradicionales; se caracteriza por su elevada acidez de tipo natural. Tiene un buen potencial de almacenamiento por lo cual se mezcla en pequeños porcentajes con otras variedades para darle longevidad al vino.

Por otro lado, las variedades tintas más sobresalientes de la Península son:

  • Castelão: Conocida coloquialmente como periquita, es la uva tinta más cultivada en el sur de Portugal. Se caracteriza por su carácter afrutado donde se destacan los aromas de cerezas, grosellas, ciruelas, moras y frambuesas, las cuales crean una armonía indescriptible cuando se integran con el roble durante su maduración. Esta variedad es la predominante en la DOC Setúbal, donde los vinos deben contener un mínimo del 67%.
  • Moscatel Roxo: Tiene un perfil aromático exquisito, contribuyendo de manera relevante en las características organolépticas del vino. Su paladar es muy fino, donde sobresalen los aromas especiados, entrelazados con elegantes mermeladas de cereza.

Comprar Vinos de Península de Setúbal online.

Ver más

Vino De Península De Setúbal: Puntuación de Robert Parker

Vino De Península De Setúbal: blanco

ver todo

Vino De Península De Setúbal: rosado

ver todo