Tendencias:

Vino de Madeira

Ver todos los productos en Vino de Madeira

La región demarcada de Madeira se considera en su conjunto como una región vitivinícola delimitada con regulaciones propias. Es una de las más antiguas de Portugal y se produce vino de licor bajo las siguientes denominaciones: Denominación de Origen Protegida Madeira (DOP Madeira) y vino con Denominación de Origen Protegida Madeirense (DOP Madeirense) e Indicación Geográfica Protegida (IGP Tierras Madeirenses) .

Madeira es un archipiélago que se extiende a lo largo de la costa de Portugal por 1.100 km y a 600 km de la costa africana. Tiene una superficie total de 740 Km²: su punto más alto es el Pico Ruivo con 1.861 m.s.n.m. Los viñedos abarcan una extensión de 500 hectáreas aproximadamente y están situados entre los 35º y 45º latitud norte y 17º latitud oeste. Madeira está conformado por las siguientes islas:

  • Madeira* Desertas* Porto Santo* Las Selvagens

El clima de la isla de Madeira se caracteriza por veranos cálidos y húmedos e inviernos suaves. Desde la costa norte en el límite superior para la plantación de viñas, hasta la costa sur, a menos de 150 metros de altitud se encuentran zonas vitivinícolas se encuentran desde climas húmedos a áridos. Respecto a los suelos, en su mayoría son basálticos y de origen volcánico. En general, presentan una textura arcillosa y son ricos en materia orgánica, magnesio y hierro, pobres en potasio y con suficiente fósforo.

Para que las bodegas puedan obtener la D.O. Madeira, el vino debe cumplir rigurosamente con un conjunto de normas y procedimientos que se encuentran previstos, en esencia, en el Reglamento de Producción y Comercio del Vino de Madeira (Decreto Regional Regulador Nº 20/85/M de 21 de octubre). De igual forma, el vino de Madeira está sujeto a un estricto control de calidad realizado por el Instituto de Vinos, Bordados y Artesanías de Madeira (IVBAM I.P.)

Historia

La isla de Madeira fue descubierta en 1419 por los capitanes João Gonçalves Zarco, Tristão Vaz Teixeira y Bartolomeu Perestrello; tres capitanes quienes bajo la dirección del monarca D. Henriques ocuparon el suelo de esta isla con trigo, vides y caña. En estos primeros años de explotación, también atrajeron a grandes empresarios de Europa, que pronto se dieron cuenta del potencial de Madeira para explotar los vínculos con importantes mercados de exportación.

Aunque no se sabe con precisión cuándo se plantaron las primeras vides, los registros históricos del navegante veneciano Alvise da Mosto, que datan de 1450, muestran la introducción de la variedad Malvasia Candida en los primeros años de la colonización. En 1466, la vid se había convertido en el principal cultivo y, además de las exportaciones que hasta entonces se habían dirigido a los mercados africanos, su expansión también tuvo lugar en los mercados del mediterráneo y norte de Europa.

A lo largo del siglo XVII, la producción y la exportación de vino de Madeira aumentaron considerablemente. A principios del siglo XVIII, tomaron forma las primeras concesiones comerciales hechas con comerciantes británicos; el más importante fue el tratado de Methuen (1703) entre Inglaterra y Portugal, bajo el cual, los vinos portugueses pagaban un tercio menos de aduana al ingresar en Inglaterra y los textiles ingleses entraban en Portugal sin ningún tipo de impuestos.

A finales del siglo XX, la entrada de Portugal en la Unión Europea trajo un desarrollo significativo al sector vitivinícola. Las empresas implicadas en la producción y comercialización del vino de Madeira aumentaron sus producciones y desde entonces, están firmemente comprometidas con la mejora constante de la calidad del vino. Hoy por hoy, la isla de Madeira es reconocida por el vino que tiene su nombre y ha ganado gran prestigio alrededor del mundo.

Variedad de uva

Las variedades de uva más utilizadas en la producción de vino de Madeira son las siguientes:

  • Sercial* Verdelho* Boal* Malvasía* Terrantez* Tinta Negra

Sin embargo, existen otras variedades de uvas recomendadas y autorizadas.

Castas recomendadas:

  • Nome Principal* Bastardo (Graciosa)* Folgasão (Terrantez)* Listrão* Malvasia-Cândida* Malvasia-Cândida Roxa* Malvasia-de-São-Jorge (Malvasia, Malvazia)* Malvasia-Fina (Boal, Bual)* Moscatel-Graúdo (Moscatel-de-Setúbal)* Sercial (Esgana-cão)* Tinta* Tinta Negra (Molar, Saborinho)* Verdelho* Verdelho-Tinto

Castas autorizadas:

  • Nome Principal* Bastardo (Graciosa)* Folgasão (Terrantez)* Listrão* Malvasia-Cândida* Malvasia-Cândida Roxa* Malvasia-de-São-Jorge (Malvasia, Malvazia)Características del vino

En las bodegas, se seleccionan las uvas con las mejores características según el tipo de vino a obtener. El proceso de vinificación puede ser efectuado por los propios enólogos de las bodegas individuales o las cooperativas que se encuentren debidamente registradas y en instalaciones autorizadas para ello.

La vinificación comienza cuando las uvas se envían a las vides o se introducen directamente en el equipo que permite obtener el mosto. En la producción del vino de Madeira se utilizan dos tipos diferentes de vinificación: el sistema de caño abierto y el sistema de curtido. El primero se utiliza esencialmente para la elaboración de vinos secos y semisecos. El sistema de curtido está destinado para la producción de vinos dulces y semidulces.

Durante la fermentación alcohólica, las temperaturas deben variar entre 18°C y 22°C para los mostos de las variedades blancas y entre 22°C y 30°C para los mostos de las variedades tintas. La calidad final del vino de Madeira es, por lo tanto, el resultado de la utilización de novedosos equipos tecnológicos y el compromiso concertado del sector vinícola cuyo objetivo está centrado en preservar el carácter único e inconfundible de este vino.

Comprar Vinos de Madeira online.

Ver más

Vino De Madeira: Puntuación de Robert Parker

Vino De Madeira: blanco

ver todo